SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER

IMAGEN PRINCIPAL

IMAGEN PRINCIPAL
Bienvenidos a nuestro universo, están invitados a crear y divertirse con nosotros.

Más sobre mí

Entradas anteriores


Clasificación de telas




Cuando decidimos introducirnos en el universo textil, la primer gran incógnita que aparece son las telas. Un mundo tan desconocido para todos y que a veces abruma un poco.

Aprovecho este momento para volver a insistir: hacé tu propio muestrario de telas. Es la mejor forma de conocer, aprender, clasificar telas.

Vamos a tratar de aclarar algunos conceptos que nos pueden ayudar a la hora de decidir qué telas usar o cómo elegirlas.

Hay muchas formas de clasificar telas, pero acá vamos a aprender las dos formas más simples de diferenciarlas:

  • Por su estructura: la forma en la que está tejida o hecha la tela.

  • Por su composición: materia prima a partir de la cual está hecho el textil.


Por su composición:  
ésta clasificación se refiere al origen de las fibras con las que se hizo la tela.

Fibras naturales: proceden de la naturaleza.
  • Vegetal: algodón, lino, yute, palma sisal, entre otras
  • Animal: oveja, caballo, cabra, conejo, camello, seda natural, entre otras.
  • Mineral: vidrio, oro, plata, cobre, entre otras.


Fibras químicas: tienen mucha intervención industrial.
  • Artificiales: son fabricadas a partir de la transformación de polímeros naturales: viscosa, rayón, acetato, goma.
  • Sintéticas: obtenidas a partir de derivados del petróleo: lycra, nailon, teflón.


Mucha info, no? Parecen complicados estos nombres, no es necesario que te aprendas todo. Ésta información es importante para que sepas de dónde vienen las telas y para tener un criterio a la hora de elegirlas.

La prueba de fuego:

Para reconocer la composicion de un textil (es decir el material a partir del cual está hecho) es haciendo una prueba de fuego, literalmente.
Quemás con una vela la esquina del tejido que quieras conocer su origen y de acuerdo a su reacción te vas a dar cuenta de qué está hecho:

Orígen natural: 
  • Se prende fuego muy rápido.
  • Hace olor a papel quemado.
  • Hace mucho humo.
  • El residuo que deja es parecido a una ceniza. Si pasas el dedo por el lugar donde quemaste lo mancha un poquito.

Orígen sintético: 
  • No se prende fuego.
  • No hace olor.
  • No hace humo.
  • El residuo que queda es durito, parece que la tela se achicharra.
Desde ya que no es absoluto, hay un montón de telas y composiciones. Por lo tanto existen mezclas, podemos encontrar las características anteriores combinadas entre sí.




Por su estructura: 
La mayoría de las telas está compuesta por hilos que se cruzan y enlazan, la diferencia radica en la cantidad y enlace de los hilos.

  • Telas planas: Éste tipo de telas están formadas por dos hilos, uno corre de forma longitudinal (Urdimbre) y el otro de forma transversal (Trama). Para tejer estas telas se emplea un telar, que tiene el mismo mecanismo que el telar tradicional. Como característica principal estas telas no poseen elasticidad. Ejemplos: Lona, gabardina, batista, lienzo.

  • Telas de punto: Se forman con un solo hilo que se enlaza en sí mismo. El mecanismo para tejer estas telas es igual al tejido a dos agujas. Como característica principal de estas telas es que poseen elasticidad. Ejemplos: Jersey, modal, acetato, lycra.


En este caso la clasificación la haremos entre estos dos tipos de telas que son los más grandes y las que más usaremos. Cabe aclarar que existen otras estructuras además de las mencionadas.


Después de hablar tanto sobre telas llega la GRAN pregunta: me encantan las telas, pero tengo que saber coser para trabajar con ellas? Y les voy a contar un secreto personal: a mí no me divierte coser, TANTO como estampar, hacer, intervenir, jugar con telas. 

La verdad es que cada vez que me tengo que sentar en la máquina trato de acumular varios trabajos como para hacerlo en serie y todos de una, eso sí una vez que me senté no me puedo levantar hasta que los vea terminados (hola ansiedad). 
Por eso también entiendo a las chicas que se preguntan: es necesario saber coser para jugar con telas? Y la verdad es que no, podés hacer la parte que te gusta y mandar a coser, podés trabajar en formatos de gran tamaño y luego pensar para qué lo podés usar y llevárselo a tu modista de confianza para que haga su magia.

Por otro lado y tirándole una onda a la costura, te aseguro que es una GRAN herramienta para hacer tus proyectos, no es tan difícil como parece, te soluciona muchísimos inconvenientes y te ayuda a materializar tus ideas. Tampoco es necesario ser un haz de la costura, con hacerlo bastante derechito ya tenés el trabajo hecho! Te aclaro: cuanto más practica adquieras en la costura más grande será el universo textil a explorar.


La buena noticia es que podés poner manos a la obra en tus telas o prendas sin saber coser, lo que sí me parece de suma importancia es que conozcas el material con el que estás trabajando, por eso insisto tanto con estos tips sobre telas.

Espero que les sirvan todos estos tips, y como siempre acá estoy para ayudarlas en lo que necesiten!

Beso enorme.

Flor.

© Macondo • Theme by Maira G.